¿Qué es una Manguera de baja presión?

Hoy en día, existen diversos tipos de mangueras, algunas pueden ser de baja presión, y otras de media presión, e incluso otras de alta presión, las mangueras hidráulicas se pueden identificar porque algunas de ellas tienen en la cubierta una identificación que nos dice si es hidráulica, además las mangueras hidráulicas tienen refuerzos con mallas metálicas. 

Identificar si una manguera hidráulica es de baja presión, de media presión o de alta presión, puede ser algo no tan fácil de identificar, pero para tratar de reconocerlo, podemos observar que las mangueras de baja presión, no tienen las mallas de acero, estas suelen tener una maya táctil, que hacen que la manguera sea mucho más flexible, por lo tanto son de baja presión, éstas son las mangueras que se usan más comúnmente en el hogar, ya sea para regar las plantas, lavar el piso de la cochera, bañar a las mascotas, entre otras actividades. 

Y las mangueras de alta presión generalmente suelen tener múltiples mallas de acero y esto hace que sean mucho más rígidas que las mangueras de baja presión, debido al grosor, ya que entre más mallas de acero tenga, más gruesa y pesada es, sin embargo, esto es necesario porque si la presión del agua es más fuerte, también es necesario que sea mucho más resistente, por eso podría decirse que si la manguera es más gruesa su presión es la fuerte; y si es delgada y flexible tiene menor presión. 

Y en el caso de las mangueras de mediana presión, por ejemplo, puede ser que tengan una sola maya, es decir, una manguera de 4 mallas es de alta presión, una manguera de una maya de acero es de media presión, y una manguera que no tiene mallas de acero y son delgadas y flexibles son de baja presión. Lo mejor es que en algunas mangueras, se menciona en el empaque el nivel de presión que soporta. 

Que es una manguera de baja presion

Las mangueras que son hidráulicas están compuestas por tres partes, una que es él tubo interior, y que generalmente están hechos de goma sintética, que es por donde circula el aceite, también tiene un refuerzo que puede estar hecho de alambre o textil, y por último tienen una cobertura de goma que es la que protege todo lo demás, y es lo que soporta toda la presión hidráulica.

Las mangueras se conectan a través de las terminales, que están formadas por dos partes, la primera es la tuerca giratoria que es donde se enrosca el adaptador y la otra, es la parte de afuera que es lo que cubre la tuerca giratoria, pero esto cambia según sea el tipo de manguera hidráulica, ya que, como lo he mencionado, el grosor de la manguera cambia según la presión que pueda soportar, por lo tanto, también existen terminales de diferentes tamaños según sea necesario, para que se puedan adaptar a cualquier tipo de manguera, si no se ponen las terminales correctas, pueden salir burbujas, esto se debe a que se rompe el tubo interno y pueden haber filtraciones de agua dentro de la manguera, estas burbujas también pueden producirse por que se ponga a trabajar a la manguera con un líquido para el cual no esté diseñada, por ejemplo ácidos o aceites que dañen el interior de la manguera.

Cada manguera se utiliza para diferentes cosas, existen mangueras industriales que generalmente son las más gruesas, y son las que usan en empresas o fábricas, ya que soportan bastante presión, y las mangueras de mediana presión, son un poco más comunes pues también suelen usarse en algunas ocasiones en la industria, y también pueden tener otros usos más sencillos, y por último las mangueras de baja presión que son las que generalmente tenemos en casa para realizar las actividades de la vida cotidiana.

Es recomendable darle a las mangueras un mantenimiento preventivo para saber cuándo es necesario hacer un cambio de manguera para evitar que se reviente o cualquier tipo de accidente, para esto hay características muy evidentes que nos pueden mostrar si la manguera se encuentra en buen estado o no, por ejemplo, si una manguera tiene aceite en el conector, es un indicativo  de que esa manguera debería ser cambiada, otra puede ser el cambio de color, por ejemplo, si la manguera es negro se podría observar que va tomando con el tiempo un color blanco, lo cual quiere decir que el caucho está perdiendo sus propiedades, esto puede ser producido por altas temperaturas, o simplemente por el tiempo de uso.

Otra cosa que también puede ser un indicador de que la manguera no está en las mejores condiciones, es que comienzan a perder la flexibilidad, ya que las mangueras cuando pierden sus propiedades tienden a ponerse bastante rígidas, y este ya es un motivo para cambiarla porque puede llegar a generar grietas en la manguera.

Una manguera puede ser usada por un por un lapso muy largo de tiempo, esto puede variar según la calidad que tenga la manguera y las condiciones en que se encuentren, por ejemplo, si se tienen en malas condiciones o si les da el sol directo, esto puede hacer que se dañe el cucho y haría que se tenga que cambiar más pronto, por eso, es recomendable tratar de que se tenga el cuidado necesario, se guarden correctamente, para una mayor durabilidad y eficacia. Y si necesitas presión de agua y buscas una manguera de baja presión para el hogar, un pequeño tip, es que te hagas de una hidrolavadora portátil, que es económica y duradera.